undefined

Este verano todo el olor de la primavera y la exuberancia de sus colores volverán en forma de las joyas.

Se llevarán grandes, talla XL, con piedras naturales, y motivos florales de colores llamativos. Vuelven también los diseños geométricos. Todo muy barroco, llamativo y vistoso. Luce varios en una mano, o uno grande.

La plata deja paso a la estrella principal, el color dorado.

También te sorprenderás con una variada propuesta de anillos Fane's en los que el brillo no pasa desapercibido más allá de sus dimensiones.

La clave está en enseñar, en lucir sin timidez lo que nos gusta en cada ocasión.
Lo étnico se combina con lo retro para crear piezas únicas que podamos usar en cualquier momento. Combinando los colores y los materiales, recuperamos el espíritu aventurero de las piezas más originales, con el dorado como fondo, lo salteamos de piedras de colores, formando gargantillas anchas, pegadas al cuello.
Los flecos, vuelve el Charleston, esta vez de metal, manteniendo el movimiento, tímidos y desiguales en un gran brazalete, pulsera o pendientes.

¡Opciones! Es lo que nos trae el verano de este año, mezclas de colores, mezcla de materiales, mézclalo todo, siempre con una base dorada. Todo vale.

Y para recrearnos, la perla, mezcladas con cadenas doradas, y combinadas con piedras naturales. Este año, las acompañamos de cualquier detalle que sin quitarle su protagonismo, asome entre ellas consiguiendo que destaquen con cualquier vestido y en todas las ocasiones.